ERP vertical vs horizontal: diferencias

Cuando por fin te has decidido por implementar un ERP en tu empresa, llega el momento de escoger que tipo necesitas: el vertical o el horizontal. La respuesta no es sencilla, solo sabrás cuál tienes de escoger en el momento en que leas las distinciones entre el uno y el…

Cuando por fin te has decidido por implementar un ERP en tu empresa, llega el momento de escoger que tipo necesitas: el vertical o el horizontal. La respuesta no es sencilla, solo sabrás cuál tienes de escoger en el momento en que leas las distinciones entre el uno y el otro. ¿Te animas a conocer las diferencias y las ventajas de cada uno? ¡Acompáñanos!

Los ERP son soluciones de software que permiten automatizar la mayoría de los procesos de gestión empresarial, ayudando a mejorar la comunicación interna de todas las áreas que la componen. En definitiva, al implementar un ERP te ahorras tiempo y dinero.

ERP horizontal

Ventajas:

Los ERP horizontales o generalistas son unos programas de gestión que cubren las funcionalidades de gestión estándar de la mayoría de empresas, básicamente gestión comercial y contable. Por lo tanto,  son una herramienta totalmente necesaria para cualquier empresa, independientemente de su tamaño.

Los ERP horizontales son más asequibles económicamente y más sencillos y rápidos de implementar. Además, tienen un alto nivel de actualizaciones periódicas, sus creadores lo actualizan con frecuencia y, en general, será escalable, es decir, a medida que tu empresa crezca, él se podrá adaptar.

Desventajas:

Si el negocio necesita abordar procesos concretos y complejos, lo más probable sea que el sistema horizontal no sea capaz de asimilarlos. Esto supone que tengamos que añadir más dinero en reparar eso.

ERP vertical

Ventajas:

Es una solución de gestión de planificación de recursos empresariales orientada a un nicho determinado. Una de las ventajas del ERP vertical es su mayor adaptabilidad a la hora de abordar procesos específicos y que no se encuentran en otros software ERP horizontales. Las actualizaciones que reciba serán inherentes a los cambios del nicho en el que opere la empresa. También, brindará mapas de seguimiento de cada proceso a través de proyecciones, gráficos y esquemas virtuales para su visualización. Además, es adaptable a otros sistemas de gestión empresarial, ya sea un CRM o otro ERP. El objetivo es claro, aumentar su eficacia.

Desventajas:

El ERP vertical tiene un mayor coste cuando mayor es su especialización porque necesita mucho tiempo para desarrollarlo. Al ser un software hecho a medida a veces es difícil encontrar uno que se adapte a las necesidades de tu empresa. El ERP vertical necesita mucho espacio, por lo que se incrementa el coste de su mantenimiento, ya que se tiene que instalar servidores o bien aumentar la nube para poder mantenerlo.

En resumen, las dos diferencias principales entre el ERP horizontal y el vertical son que el horizontal dispone de soluciones a cualquier tipo de negocio, mientras que el vertical solo trabaja en soluciones específicas para un sector determinado. Además, el ERP horizontal tiene un coste de licencia bajo, mientras que el vertical tiene un coste de licencia superior. Por lo tanto, tendrás que ser capaz de medir cuáles son las ventajas e inconvenientes que tienen los dos tipos de ERP para asegurarte que escojas el mejor para tu empresa.

Como hemos dicho anteriormente, elegir un ERP que se adapte a las necesidades de tu empresa no es tarea fácil, por eso hemos querido darte una serie de pautas para escoger el que mejor se adapte a ti. Aun así, si tuvieras que escoger un ERP y no lo tuvieras claro, nosotros te podemos ayudar. ¡No dudes en contactarnos, estaremos encantados de ayudarte!

.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.